El jabón, la cosmética natural, los aceites esenciales y las plantas son los pilares de este proyecto.

Encontré la semilla en 2014 cuando por casualidad descubrí el mundo del jabón.

Por curiosidad la planté y sin que me diera cuenta, empezó a crecer.

Tres años después, aquella semilla que encontré por azar y que fui regando con la ilusión de aprender, se convirtió en un árbol.

Ahora que lo tengo, no puedo hacer otra cosa que seguir cuidándolo, y esperar que algún dia su sombra me cobije y sus frutos me alimenten.

Quédate en mi tienda!