• Jabón de lavanda

    Jabón de lavanda

    El lila, malva, lavanda… en definitiva, todos los tonos del mosaico violeta son colores que me gustan de una forma especial. Es un color a la vez dulce y con carácter. Es femenino, sin llegar a la ñoñería. Como dice aquello: para gustos, los colores.

    El jabón que ves en la foto es de glicerina. No es de aceite saponificado. La próxima vez que haga el jabón con la fórmula que os indico a continuación, la cambiaré. De momento te sirve para ver el color de la mica violeta y si pudiéras olerlo, notarías el olor del aceite esencial de lavanda.

    El aceite esencial de lavanda es uno de los aceites que más propiedades tiene. Es calmante, sedante, antidepresivo, potente cicatrizante, regenerador cutaneo, analgésico y antiséptico.

    Yo lo utilizo a menudo para calmar la tos nocturna de mis niños. Es mano de santo.

    En el jabón me gusta utilizarlo, principalmente, por el olor.