Archivos de Categoría: Blog

Champú sólido de ortiga

Cuando empezó a caérseme el cabello decidí buscar una solución. El uso continuado de los champús comerciales, fabricados principalmente con sustancias derivadas del petróleo no son la mejor opción para la limpieza y cuidado del pelo.

El champú sólido fue todo un descubrimiento. Gracias a amigos y amigas expertos en la materia, conseguí hacer mi primer champú sólido a base de tensioactivos procedentes del coco, aceites vegetales, aceites esenciales y hierbas.

La fórmula que os enseñaré a continuación, fue la primera que me funcionó. Antes tuve varios intentos fallidos (de eso prefiero no escribir en este momento…) gracias a los cuales, aprendí a hacer mi primer champú sólido.

 

 

Leer más ...

Jabón de cacao

Jabón de cacaoEl chocolate es mi gran debilidad. Es que… ¿quién se puede resistir a ese sabor?! Por eso es bastante comprensible que el jabón de cacao sea también mi preferido. En mi baño nunca falta una pastilla. Es el que más utilizo y he conseguido llegar a una fórmula perfecta para mi piel. Antes, cuando utilizaba geles comerciales, y llegaba el invierno, tenía la piel de las piernas descamada. Desde que uso mi jabón casero y artesano, ese problema desapareció. Además, (no sé si es mi imaginación o mis ganas) con mi jabón de cacao, mi tono de piel es un poquito más oscuro :). Sabemos que el jabón no hace milagros. Es un producto que está poco tiempo en la piel, pero… no sé… con el uso continuado yo creo que algo hace.

La pastilla que ves en la foto es el primero que hice de este tipo. Después lo he ido cambiando ligeramente y añadiendo algún aceite más. A continuación verás esta primera fórmula, aunque básica, es perfectamente válida y te servirá como punto de partida para elaborar la que se adapte mejor a tu piel.

¿Te animas a probarla?

Leer más ...

Jabón de lavanda

Jabón de lavanda

El lila, malva, lavanda… en definitiva, todos los tonos del mosaico violeta son colores que me gustan de una forma especial. Es un color a la vez dulce y con carácter. Es femenino, sin llegar a la ñoñería. Como dice aquello: para gustos, los colores.

El jabón que ves en la foto es de glicerina. No es de aceite saponificado. La próxima vez que haga el jabón con la fórmula que os indico a continuación, la cambiaré. De momento te sirve para ver el color de la mica violeta y si pudiéras olerlo, notarías el olor del aceite esencial de lavanda.

El aceite esencial de lavanda es uno de los aceites que más propiedades tiene. Es calmante, sedante, antidepresivo, potente cicatrizante, regenerador cutaneo, analgésico y antiséptico.

Yo lo utilizo a menudo para calmar la tos nocturna de mis niños. Es mano de santo.

En el jabón me gusta utilizarlo, principalmente, por el olor.

Leer más ...

Jabón de aloe vera

Jabón de Aloe Vera Sus casi infinitas propiedades para la piel y el interior del cuerpo hacen del aloe vera una planta casi mágica.

El aceite esencial de litsea cubeba tiene un agradable olor cítrico que propociona al jabón una sensación de frescor muy agradable.

Además del aceite de oliva, en esta fórmula se añade aceite de coco, que saponificado, se convierte en un jabón con más poder de limpieza y más espumoso.

 

 

 

 

Leer más ...

Jabón de Castilla

Jabón de CastillaEl jabón de Castilla es, tal vez, el jabón más sencillo que puedes hacer. Con sólo tres insumos, conseguirás un jabón suave que puedes utilizar en tu cuerpo y rostro. Entre los ácidos grasos del aceite de oliva destaca el oléico con casi un 75% del total. El jabón resultante, tiene un alto poder acondicionador y un bajo nivel de espuma.

Su nombre viene dado por la zona española en la que se comenzó a fabricar durante la Edad Moderna (s. XV a XVIII), la Corona de Castilla, en la que abundaba (y sigue abundando) la producción de la oliva.

 

 

 

 

Leer más ...